Leyendas japonesas Vol: 2

Continuamos con las leyendas de algunos de estos "famosos" fantasmas japoneses:

El siguiente es conocido como: Rokurokubi.
El Rokurokubi es un yōkai que se encuentra en el folclore japonés. Durante el día parecen seres humanos normales, pero por la noche adquieren la habilidad de estirar su cuello como una serpiente. También puede cambiar su rostro al de un espantoso oni (ogro japonés), para asustar a los mortales.
En su forma humana durante el día, los Rokurokubi suelen vivir desapercibidos y pueden tener incluso cónyuges mortales. Muchos de ellos están tan acostumbrados a llevar una vida normal que hacen lo imposible para guardar su condición sobrenatural en secreto.
Alguna vez los Rokurokubi fueron seres humanos normales, generalmente mujeres, pero fueron transformados por el karma para romper diversos preceptos del budismo. A menudo, estos son verdaderamente siniestros, ya que se comen a la gente o beben su sangre en lugar de limitarse a asustarlas...

El siguiente se llama: Aoandaon.
El Aoandaon (de Ao: Azul y Andon: Lámpara de papel) es un espíritu peligroso dentro de la mitología japonesa, se dice que puede ser invocado cuando se juntan 100 personas a contar cada uno una historias de terror. En la época Edo, era una costumbre muy popular. Cada persona debe traer consigo una vela, la cual debía ser puesta en un andon de papel azul, para dar un toque más terrorífico al ambiente. Cada persona debe contar una historia de terror o sobrenatural, y cuando termina, deberá apagar su andon. Cuando el último andon quede apagado, se presenta el Ao-Andon. Se dice que es igual a un hombre, pero su piel es azul, posee 2 cuernos y unos dientes largos y afilados. Si es invocado, volverá realidad las historias...

Y por último, el llamado: Futa-kuchi-onna.
La Futa-kuchi-onna es una criatura de la mitología japonesa. Es una mujer que está afectada por una maldición convertida así, en Yōkai. Futa-kuchi-onna significa “mujer de dos bocas” y de esta manera es representada, con una boca regular y otra extra en la nuca, incrustada en el cráneo, debajo del cabello. La boca en la parte posterior de la cabeza pronuncia insultos y demanda alimentos a la mujer, si ésta no es alimentada, la boca puede dar alaridos que causan un tremendo dolor en la mujer que padece la maldición. La Futa-kuchi-onna tiene la habilidad de mover sus cabellos como si fueran tentáculos, lo cual le sirve para alimentar a su segunda boca. Usualmente esta maldición se atribuye a mujeres que no alimentan a sus hijastros dejándolos morir, mientras sí proporcionaban un buen cuidado a sus hijos naturales. El espíritu del niño abandonado, se instala en el cuerpo de la madrastra para tomar venganza y así la mujer es transformada en el yōkai Futa-kuchi-onna. Otras veces se atribuye la maldición a mujeres que no comen, entonces la boca en la parte posterior de su cabeza se alimenta por ambas bocas comiendo el doble.

*Anteriores leyendas <---
Posted on 6.4.10 by Dakko and filed under | 4 Comments »

4 comentario/s:

metalAlfredo dijo... @ 7/4/10 17:14

Caramba, son muy interesantes estos 3 personajes malignos de las leyendas japonesas, sorprendente, te causa un temor tremendo, muy macabro, los 3 me parecieron muy interesantes.

Gracias por tu blog.

Alfredo.

Anónimo dijo... @ 7/4/10 20:38

Futa-kuchi-onna se puede ver en la pelíula Imprint

KATSUTO dijo... @ 9/4/10 11:59

Hola Dakko, muy bueno el post de las leyendas, está muy bien descripto cada uno de estos personajes sobrenaturales a veces tortuosos... siempre siniestros.
Excelente tu trabajo un abrazo!

kroomer dijo... @ 3/8/10 3:34

Ke buen aporte, se agradece algo de cultura y bueno interesante conocer sobre algunos yōkai ya que por este lado del mundo es poco lo que llega...

gracias y sigue con tu gran trabajo!! ^^

Blog Widget by LinkWithin