Entrevista a: Takashi Miike




El polémico director japonés Takashi Miike, estará en el Festival de Sitges 2009. El realizador nipón, presentará este año 'Yatterman' adaptación del cómic homónimo escrito por Tatsuo Yoshida, una cinta de acción, ciencia ficción y fantasia.

Takashi Miike (三池 崇史, 'Miike Takashi', 1960 -), nacido el 24 de agosto de 1960 es un director japonés muy prolífico y controvertido; ha dirigido más de setenta producciones teatrales, de video y televisivas desde su début en 1991. En los años 2001 y 2002 solamente, Miike está acreditado por dirigir quince producciones.
Es conocido en el género por películas como "Audition", "Imprint" (Huella) [Episodio de la serie Masters of horror] ó "Llamada perdida" entre otras.

Esta entrevista es una mezcla de varias de estas pero seleccionando las preguntas mas relacionadas con el género de terror y demás.


Preguntas extraidas de la entrevista realizada por Manuel Yáñez y Alejandro G. Calvo durante el festival de Sitges, diciembre de 2003.


Pregunta: Podría hablarme de sus influencias, tanto cinematográficas como del mundo del manga o del anime.

Takashi Miike: No tengo unas influencias concretas, pues todo me influye: telefilmes, anuncios, manga… todo lo que veo y siento en la vida cotidiana acaba por influirme, a mí y a mis películas. Lo que quiero decir es que viendo una película no suelo aprender nada para hacer mis películas: aunque no haya visto nunca una película sobre bailarinas, sería capaz de hacerla. Lo único que puedo asegurar es que empecé a interesarme por el cine a través de las películas de Bruce Lee, sin él, no hubiera desarrollado mayor interés por el cine.


P: Una de las películas que más me gusta de usted es Ichi, The Killer (Koroshiya 1; Japón, 2001), donde la violencia llega a tales extremos que llega a hacerse cómica, lo que en principio, no parece muy ético. ¿Le importa a usted que exista cierta ética en la violencia?

TM: No me importa tanto la ética. Todos tenemos miedo a la muerte y para mí vivir no es sufrimiento, así que necesito reírme, hasta el punto que la violencia debe ser divertida. Necesito poder reírme incluso en las escenas más violentas.

P: ¿Cuáles son los principales criterios que sigue a la hora de escoger un guión para hacer una película?

TM: No depende tanto de que el guión esté bien escrito técnicamente: tiene que ser un guión que me atraiga y me impacte. Debo sentir que el guionista está interesado por descubrir a través del guión algo por lo que me siento interesado.

P: ¿Cómo enfrenta su trabajo con los guiones, se mantiene fiel al material previo escrito o trabaja mucho en la transformación para adaptarlo a su estilo o intereses?

TM: Para mí, ser fiel a un guión no significa precisamente reproducir exactamente el texto original, sino captar aquello que nos sugiere el guionista. No se trata de hacer una traducción literal de lo que explica el guión, lo que yo intento es expresar en imágenes aquello que yo veo que contiene el guión. Creo que el guión es el origen, el punto de partida para el cine; entonces a veces te encuentras con un guión que te pide que lo realices sin cambios, pero a veces tu percepción te sugiere que debes realizar cambios para poder captar aquello que percibes presente en el guión.

P: Sus películas suelen tener principios y finales muy intensos. Me gustaría saber si esto viene ya definido en el guión.

TM: A ver, por ejemplo, el principio de Dead or Alive, según el guión, tenía que tener una presentación de personajes más bien clásica, con diálogos, pero me pareció interesante comprimir las primeras quince páginas de diálogo en un montaje musical ultra-rápido.

P: Su cine es muy visual, cuesta creer que se preste a la improvisación, aunque si pensamos en lo rápido del rodaje…

TM: Si siguiera el guión al pie de la letra no acabaría nunca, dado el poco presupuesto con el que suelo trabajar. Voy imaginando durante la preparación como rodaré las secuencias, pero a la hora de la verdad, cuando se me viene el tiempo encima y tengo mucha presión, es cuando mayor rendimiento obtengo de mí mismo. Si tengo que hacer un rodaje en exteriores y está lloviendo, no puedo cambiar el plan de rodaje, porque no hay presupuesto, así que concibo en un momento otra nueva planificación de la escena. Me inventó una nueva escena, sin excederme de los límites del presupuesto ni del tiempo de rodaje.


P: Pese a que usted es un director muy prolífico, que ha tocado los más diversos géneros, a nosotros sólo nos llegan sus films de yakuzas y de terror, y siempre a través de festivales. Entonces sólo le conocemos en su vertiente más violenta, ¿le preocupa que sólo le conozcamos por esta parte de su cinematografía?

TM: Yo entiendo que los distribuidores sólo se acerquen a mis películas más violentas, dado lo peculiar del mundo de los yakuzas y de cómo trato la violencia en ellas. No me siento ni preocupado ni frustrado por que no vean mis otras películas, porque yo sé que hago otras cosas, y no pretendo que se conozca todo de mi… sería imposible. Para mi es suficiente con que conozcan una parte de mi cine y que se diviertan con ella. Mi intención es hacer una película y divertirme con ella, luego, si se distribuye o no, si el público la acepta o no, ya es otra historia.

Esta parte pertenece a la página Midnight eye.

P: Escuché que Ryu Murakami se mostró muy contento con su adaptación de “Audition”. De hecho, él quiere que usted dirija la versión cinematográfica de su novela “Coin Locker Babies”. ¿Se hará realidad este proyecto?

TM: Estoy intentando que salga adelante. Creo que la historia es perfecta para ser llevada al cine, pero es un proyecto difícil de llevar a cabo en la actualidad en la industria japonesa porque el presupuesto puede ser un poco elevado. Si la distribuimos solo en Japón, no se obtendrán beneficios. Hacer una película es un asunto delicado, porque en la industria del cine de Japón para conseguir un buen presupuesto necesitamos rodar un film de ciencia-ficción o algo que contenga buenas dosis de espectacularidad. Pero esta historia trata esencialmente de dos chicos. Los estudios japoneses no quieren gastar mucho dinero en lo que ellos creen que es un simple drama. A pesar de ello soy positivo, e intento pensar ahora como afrontar este problema.

P: Se podría decir que “Audition” es uno de sus pocos films de terror. Pero tus trabajos para la televisión se centran en este género, ¿por qué esta diferencia?

TM: Para mí, “Audition” no es terror. Al menos no hay ningún monstruo, no hay nada sobrenatural. Es la historia sobre una chica cuyos sentimientos son un poco extraños, pero que no es imposible entenderla. Ella solo busca a una persona que la ame y que esté a su lado. Ella no comete un gran crimen, solamente le corta los pies a un tipo. Pero cuando leí la novela, estaba realmente acongojado, me parecía tan real. Entre ambos personajes no existe un conflicto. Ellos se conocen brevemente durante la audición, pero este corto incidente puede cambiar completamente la vida de una persona.

Me divierte poner esta clase de cosas en mis películas. Acentué un poco más la sensación de horror. En los largometrajes de terror, creemos que el elemento terrorífico es un aspecto especial que no existe en la vida real y por eso lo disfrutamos solo en la sala de cine. Pero en la vida también existen cosas terroríficas y son llevadas a cabo por los seres humanos. Todas las personas lo llevamos dentro. De esta manera, filmando a los seres humanos la película adquiere de forma natural un tono de terror (sic).

P: ¿Entonces, no piensas en realizar films de género?

TM: No me importa el género en absoluto. Mis películas son categorizadas formando parte de un cierto tipo de género. Pero en cuanto a mi, no ruedo una película pensando sobre la categoría a la cual pertenece. Si el actor cambia, el ambiente del film cambia también. Por ejemplo, si en “Audition” la actriz principal no hubiera sido Eihi Shiina, el film habría sido diferente. Ella sonríe mientras está cortando el pie, y como resultado ese momento se convierte en algo terrorífico. Si otra actriz lo hubiera realizado de manera seria y brusca, no existiría ese momento de terror. Esa clase de ambiente depende tanto del casting como del equipo de trabajo escogido. Es como el destino, y a mí me gusta usar el destino como ventaja. Creo que es la única manera de hacer una película, así que no cambio a los actores ya que la película también cambiaría.

P: Da la impresión de que usted no tuviera reglas. Creo que este hecho se relaciona con que usted se considere a si mismo como un artesano.

TM: Es posible. Yo no construyo mis propias reglas. No estudié lo suficiente para hacerlas. Soy demasiado tonto (risas). Llevo toda mi vida haciendo películas, y tengo que divertirme. Incluso en las ocasiones en que tenemos un tiempo muy limitado para el rodaje, uno disfruta. Por supuesto que siempre me planteo si la película tendrá éxito tras su estreno. Es genial cuando como resultado de toda la diversión del proceso de filmación, una película tiene éxito.


Y por último un fragmento de las preguntas que le hiciero para la página Aullidos.

P: “Llamada Perdida” es su primera película de terror, muy diferente a sus anteriores producciones ¿Qué le atrajo del proyecto? ¿Tal vez justamente el hecho de inscribirse de lleno en el género de terror?

TM:
No siento un especial atracción por el género de terror. Ahora bien, sí que tenía interés en ver cómo iba a ser la experiencia de dirigir una película de terror.

P: El cine asiático llega, en general, con cuentagotas a Europa o EEUU, con una excepción: el cine asiático de terror¿A qué cree que es debido el éxito de estas películas en Europa y EEUU? ¿El miedo está por encima de las diferencias culturales?

TM: Es cierto que para el terror no sirve la diferencia cultural o religiosa, aunque la verdad es que la mayor parte de las películas japonesas de terror actuales son meramente una caja de sorpresas con efectos visuales y sonoros, por lo cual cualquier espectador puede disfrutar de ellas. Creo, de todos modos, que el terror japonés es un tanto sombrío y produce una sensación muy peculiar en la mente de los espectadores, como de pequeña trangresión o rebeldía frente a las grandes obras o superproducciones que provienen de otras cinematografías como la estadounidense.

P: A propósito de esta última pregunta ¿Nos podría indicar qué simbolizan en la cultura japonesa los niños y las mujeres con largo pelo negro tan recurrentes en las películas de fantasmas?

TM:Seguramente esa simbología se originó en los cuentos de terror clásicos del Japón...Desde antaño, en Japón la mujer ha sido siempre el sexo débil y se le ha demonizado por diversas cuestiones: guardar rencor, maldecir o vengarse era algo propio de la mujer. Y las mujeres siempre llevaban cabellos largos. A lo mejor es cosa del ADN....

P: Una de las partes más conseguidas del film es toda la secuencia del programa de televisión en directo, que no esconde una más que dura crítica a los medios de comunicación, los reality shows y demás... ¿Es tan crítico con la televisión como parece en la película?

TM:Pienso que la televisión es el espejo del público, incluido yo. Es decir que se puede decir que es una autocrítica.

P: Películas como "Audition", "Visitor Q", "Dead or Alive" o "Gozu"... están repletas de violencia, sadismo y un humor muy negro... esto le ha valido la fama de director extremo y brutal ¿Está de acuerdo con esta definición? ¿Qué opina de utilizar la violencia como medio de expresión?

TM: Yo no creo que estas películas sean especialmente violentas. Siento mucho más la violencia en aquellas películas donde los actores/actrices secundarios existen sólo para resaltar la figura atractiva del protagonista. Sin embargo, indistintamente de la interpretación por parte de los espectadores, si ellos disfrutan mirándolas me doy por satisfecho.
Posted on 5.10.09 by Dakko and filed under , | 1 Comments »

1 comentario/s:

Quimerico Inquilino dijo... @ 7/10/09 2:12

Muy interesante entrevista a un realizador peculiar donde los haya.

Gracias

Blog Widget by LinkWithin